El Encargado de Negocios de la Embajada de Argentina en Bolivia en diálogo con el Periódico Bolivia. (Foto: Embajada Argentina)

Bolivia Digital/Ghilka Sanabria P.

La delegación diplomática de la República Argentina, encabezada en Bolivia por su encargado de Negocios, Diego Alonso, dos días después de impactante deceso del ídolo del fútbol mundial, Diego Armando Maradona, a través de un homenaje en la Embajada situada en La Paz, expresó su sentir de dolor, compartido con el pueblo boliviano.

Luego de palabras de reconocimiento0 y minuto de silencio, fue desvelada una imagen gigante del futbolista en su festejo de la consecución de la Copa Mundial con su seleccionado en el Mundial de México 86 y se recordó el gran legado que Maradona dejó a la humanidad, no solo en lo deportivo, si no también en lo político y social.

Imagen del mito argentino que trascendió las esferas del fútbol. (Foto: Embajada Argentina)

El PERIÓDICO BOLIVIA conversó con el diplomático Diego Alonso acerca de este tema:      

Periódico Bolivia .- ¿Cuál es la palabra oficial de la representación diplomática de la Argentina en Bolivia respecto al fallecimiento del astro del fútbol mundial Diego Armando Maradona?

Diego Alonso.- La palabra es conmoción, Maradona era uno de esos personajes que hubiéramos querido que jamás se vaya…

P.B.- ¿Cómo recibió usted la noticia?

D.A.- Yo había viajado a Buenos Aires por razones de trabajo. Volviendo a Bolivia, en el aeropuerto de Ezeiza me entero que Maradona había muerto y le confieso que lloré. Puede parecer un sentimentalismo, pero como muchos argentinos, lloré por la muerte de Maradona.

Se ha dicho tanto sobre él, pero cualquier cosa que se diga parece obvia, pero a la vez insuficiente porque ninguna palabra alcanza para describirlo del todo. Como fenómeno de masas y como futbolista, como fenómeno social y político, como fenómeno del espectáculo. Maradona fue todo eso y todo eso junto es lo que contribuyó a construir el mito, mucho antes del fallecimiento.

Maradona junto al expresidente de Bolivia Evo Morales. (Foto: Archivo)

P.B..- ¿Maradona es un mito?

D.A.- Uno acostumbra a asociar a las personas con los mitos. En Argentina tenemos esa rara característica de haber construido algunos mitos de cierta universalidad. Pienso en Eva Perón, en Gardel…pienso en la Literatura de Borges y Maradona; que creo es el mito que mejor nos representa.

P.B.- Maradona se ha puesto la camiseta de Bolivia en muchas oportunidades. Fue amigo de Bolivia…

D.A.- Así es. Ese es uno de los aspectos de la personalidad de Maradona, dentro de su complejidad que más rescato. Yo había hablado que Maradona nunca olvidó sus orígenes, aprovechó su lugar de privilegio para plantarse frente al poder con la prepotencia de los pueblos. Maradona acompañó a Bolivia, acompañó a Argentina, a Brasil, Ecuador, a Venezuela, Uruguay. Sobre todo, en la primera década del siglo cuando nuestros vecinos estaban gobernados por la izquierda, o centroizquierda y de origen de mayorías populares.

Acompañó a Nicaragua, a Cuba. Fue amigo de Fidel y esa reivindicación que tanto molesta a los poderosos, es una reivindicación que no podía de hacerse de otra manera que no fuera con prepotencia.

Porque, cómo molesta a los poderosos cuándo los humildes ocupan las calles para marchar reclamarles… pienso, que molesta a los poderosos que los humildes digan en voz alta lo que lea aqueja. Maradona es un símbolo de ellos.

Diego Armando Maradona, el genio del fútbol mundial. (Foto: Archivo)

P.B.- Él dejó semilla deportiva. ¿Qué opina de Maradona futbolista?

D.A.- No hay palabras para describir a Maradona futbolista. Yo alguna vez tuve la suerte de verlo jugar, además de ser argentino, soy hincha de Boca y tuve el privilegio de gritar sus goles con la camiseta de mi equipo. Tuve la fortuna de conseguir, para mi hijo mayor, una camiseta firmada por Diego. Maradona en una cancha de fútbol me ha hecho ilusionar, me ha hecho gritar, insultar…

Un periodista argentino, ante la muerte del crack dijo-llorando a mares-: “se murió al fútbol” y yo creo que sí, porque a partir de la muerte de Maradona, el fútbol ya no será el mismo.

Si por él, el fútbol cambio, con su muerte el fútbol no será el mismo.

P.B..- ¿Usted cree que el fútbol es el reflejo de la realidad social de los pueblos?

D.A.-En partes sí. El fútbol actual se ha desvirtuado porque se ha convertido en un espectáculo multimillonario (…). En parte el fútbol es un reflejo de nuestras sociedades. Los futbolistas, en su mayoría, son personas de origen humilde. El fútbol traduce, contiene, expresa la pasión del pueblo.

Los domingos en los estadios o frente al televisor, los partidos de las selecciones nacionales brindan únicos momentos de desahogo. Creo que, por eso, el fútbol refleja a las sociedades. Se olvidan diferencias, razas, credos y se sufre, pero se vive la emoción más sincera.

El crack que dejó gran legado a la humanidad. (Foto: Archivo)

P.B.- El mensaje de unidad que ha dejado Diego entre Bolivia y Argentina, ¿también se refleja ahora en la relación diplomática entre ambos pueblos?

D.A..- Esta Embajada nunca dejó ser hermana del pueblo boliviano.

linkedin