Los ministros de Estado y autoridades regionales sostuvieron una reunión para coordinar las acciones. (Foto: Minisrerio de la Presidencia)

 

Luis Mealla/Bolivia Digital

Autoridades del Gobierno nacional, representantes de la Gobernación del Beni, autoridades municipales y personal de salud sostuvieron una reunión para delinear la nueva estrategia de atención durante la emergencia por el coronavirus, luego de que esa región se declarara en desastre sanitario por la propagación exponencial de la enfermedad.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó que este lunes habrá otro encuentro con las mismas entidades y con expertos para consolidar las nuevas acciones de contención de la infección en ese departamento.

“Es una estrategia y un trabajo para todo el departamento del Beni; se trabaja conjuntamente las autoridades municipales, departamentales, el Gobierno nacional y todo el sector salud”, detalló la autoridad en declaraciones a Bolivia TV.

Núñez destacó la «unidad y solidaridad» en momentos en que esa región sufre por la elevada propagación del virus, constituyéndose en el segundo departamento del país con la mayor cantidad de casos positivos; el primero es Santa Cruz.

Ante esa situación, la presidenta Jeanine Áñez pidió la intervención de cuatro entidades para coadyuvar en la “reorganización” de la logística y las acciones para luchar contra el COVID-19 en ese territorio.

A través de su cuenta en Twitter, la Mandataria también anunció la construcción de un nuevo hospital, con capacidad para 150 camas, y así fortalecer el sistema de salud. En ese marco, convocó al secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda; al representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Alfonso Tenorio; y a los ministros de Gobierno y Defensa, Arturo Murillo y Luis Fernando López, respectivamente.

Ante el desastre sanitario en Beni, el Gobierno activó una serie de acciones, como la distribución de insumos y equipos, además de ítems para personal de salud y el traslado de especialistas a esa región para atender la emergencia sanitaria.

El fin de semana también se llevaron a ese departamento 11 equipos completos de terapia intensiva, con sus respectivas camas, respiradores convencionales y monitores de control; de ese total, cinco se distribuyeron en Trinidad; y el resto en Guayaramerín, Riberalta y San Borja.

Respecto a la reunión, el secretario departamental de Desarrollo Humano, Erick Cirilo Vallejos, afirmó que este lunes se debatirán temas puntuales para fortalecer el sistema de salud.

“Se trabajará principalmente en el tema de organización sanitaria; vamos a tener una estructura en la que trabajaremos durante la situación de desastre departamental, viendo las necesidades que tenemos; hemos visto la parte de recursos humanos y de equipamiento que se pretende reforzar”, manifestó.

Por su parte, la ministra de Salud, Eidy Roca, anunció su viaje a la ciudad de Trinidad con el fin de coordinar acciones con autoridades departamentales y municipales para unir esfuerzos y ejecutar acciones conjuntas destinadas a mitigar el impacto de la enfermedad producida por el COVID-19 en esa región del país.

La máxima autoridad del sector salud busca asegurarse que el aparato departamental y estatal trabaje coordinadamente y esté totalmente movilizado para ayudar a los trabajadores en salud en la lucha contra la pandemia.

“Hemos preparando un plan de acción inmediata que coadyuvará en la lucha que busca la participación de todos los actores, ya que es la única forma de minimizar los impactos”, dijo.

linkedin