Leonardo Vaca, de Bolívar (11), disputa el balón con un jugador del Cruzeiro. (Foto: Club Cruzeiro)

Bolivia

Bolívar mostró un buen avance de la propuesta futbolística que pretende imponer el técnico José Ignacio ‘Natxo’ González. En la derrota que sufrió ayer ante Cruzeiro 0-1, en el segundo partido amistoso en su gira por Brasil, fue sólido en la última línea, con mucha marca y relevo en el medio campo, adelante con sociedades que intentaron generar acciones de riesgo sobre el arco contrario y un arquero como Javier Rojas, que se lució al atajar por lo menos tres pelotas con destino de gol.

Señales que alientan esperanzas de observar un equipo compacto, con buen juego y decidido frente al arco rival en los torneos que participe.

Cruzeiro administró la pelota y el partido, con buena traslación del balón de defensa a ataque, pases lateralizados y llegadas por las bandas hasta el arco de Rojas. Generó varias oportunidades de gol pero sólo ingresó una hasta la portería del cuadro ‘celeste’.

La zona de contención de la Academia se esmeró en tapar salidas y la defensa aguantó las arremetidas, con serenidad ni desesperación por deshacerse del balón echando a cualquier parte. Arriba, por la marca que imprimió el local, fueron escasas las opciones de gol.

A los 21 minutos, el delantero Leonardo Vaca salió lesionado tras recibir un fuerte golpe de un rival. Fue reemplazado por Álvaro Rey.

Cuando se jugaba el minuto 90, Wellington, sin marca en el área ‘celeste’, aprovechó un centro rasante de Thiago para empujar el balón al fondo del arco de Rojas, tal vez en uno de los pocos errores que cometió la visita.

La Academia cerrará la gira por Brasil el martes 23, con un partido de preparación frente al América. Al día siguiente  retornará al país para completar el trabajo de pretemporada de cara al debut en la Copa Libertadores.

linkedin