Periódico Bolivia

El Crédito 1, 2, 3, aplicado por el Gobierno para reactivar a las unidades productivas que ofertan bienes y servicios de industria nacional, logró desembolsar unos Bs 300 millones hasta la anterior semana.

La viceministra de la Micro y Pequeña Empresa, Corina Marion Jordán, informó ayer que dentro del abanico de mecanismos de financiamiento que tiene el Estado en favor del sector productivo está el Crédito 1, 2, 3, que tiene el principal objetivo de promover la demanda de servicios, bienes e insumos elaborados en Bolivia.

“Hasta el momento, según los datos que tenemos hasta la pasada semana, son como unos 300 millones de bolivianos que se han desembolsado en créditos, que han sido destinados justamente para el consumo de bienes, servicios e insumos nacionales”, mencionó Marion.

El Crédito 1, 2, 3 fue presentado por el Ejecutivo el 16 de julio de este año para que la población en su conjunto y las empresas formales e informales, a través del Banco Unión, accedan a préstamos con una tasa de interés anual del 3% y un plazo de dos años.
La viceministra Marion destacó que la tasa de interés que ofrece este crédito es la más baja del mercado financiero.

Agregó que hasta la fecha y sin precisar, al margen del Banco Unión, existen otras tres entidades financieras que se sumaron a la otorgación de los préstamos a través de la firma de contratos con el Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

“Tenemos otros bancos, que, por ejemplo, no solamente están ofreciendo para la compra de bienes bolivianos, sino también, por ejemplo, para poder financiar estudios en la universidad con una tasa de interés del 3%”, afirmó.

Proveedores

Hasta la fecha, la estatal ProBolivia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, tiene registrado cerca de 6.000 proveedores de servicios, insumos y productos de industria nacional, entre otros, que son ofertados para el Crédito 1, 2, 3.
“Esperamos que muchas más se puedan adherir”, apuntó.

De acuerdo con la viceministra Marion, está en conversaciones para que aproximadamente 8.000 pequeños productores de leche se sumen a la plataforma del crédito estatal.

La autoridad añadió que a través del Crédito 1, 2, 3, muchas personas o familias pudieron acceder a una computadora de la empresa Aurum, antes conocida como Quipus.

“Hoy necesitamos computadores para que los chicos puedan continuar sus estudios, sus clases virtuales y demás, los profesores también”, apuntó.

Para Marion, el nuevo gobierno —que tomará posesión el 8 de noviembre— debería mantener esta línea de crédito estatal porque tiene el objetivo de reactivar la demanda interna y a la industria nacional.

linkedin