El gobierno de la presidenta Jeanine Áñez demostró el compromiso con la salud durante escasos seis meses de su gestión, la primera medida fue la anhelada asignación del 10% de Presupuesto General de la Nación, que fue una de las principales demandas de la población durante el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), pedido que nunca fue escuchado.

La Jefa de Estado demostró una vez más su compromiso con la salud, hoy entregó en el departamento de Cochabamba 350 ítems para ese sector, además de un stock de equipos de bioseguridad para proteger la vida de los profesionales de la salud que cumplen la heroica labor de atender a los enfermos con COVID-19.

Ademas, el Gobierno creó el seguro de vida para personal de ese sector, mediante el cual el Estado pagará 100 mil bolivianos a los familiares de los médicos y enfermeras que fallezcan tras haber brindado atención a los infectados con coronavirus; el asegurado recibirá el mismo monto en caso de siniestro por invalidez total y permanente.

Por otra parte, el Estado boliviano incrementó su capacidad de diagnósticos de la enfermedad y amplió los criterios de la categoría de paciente sospechoso, podrán hacerse la prueba quienes presenten pérdida del sentido del olfato, gusto, presenten fiebre mayor a 37°, y se prioriza la toma de muestras a pacientes con sintomatología activa con el objetivo de brindar una atención oportuna, eficaz y tomar las medidas de seguridad para evitar mayores contagios.

linkedin