David Choquehuanca al lado de su esposa, Lidia Gutiérrez, en su comunidad. Foto: Twitter

Redacción Central

El nuevo vicepresidente del Estado, David Choquehuanca, quien dirigirá la Asamblea Legislativa Plurinacional hasta 2025, labró su carrera política hace 30 años, cuando optó por la defensa de los derechos de las naciones indígenas.

De hecho, Choquehuanca, que cumplió 59 años el 7 de mayo, durante la cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus, fue uno de los promotores de la campaña de “500 años de la resistencia”, de 1992.

La iniciativa se planteó como una respuesta a la celebración de la colonización española que, en ese tiempo, promovieron varios países.

“En ese tiempo no habíamos pensado en formar una organización política, pero sentíamos la necesidad de organizarnos (…). Ya no era tiempo de seguir resistiendo, era tiempo de que nos comiencen a respetar”, recordó Choquehuanca en una extensa entrevista biográfica que publicó el diario La Razón en 2015.

También señaló que tras las movilizaciones motivadas por esos “500 años de resistencia”, durante los años 90 comenzó a gestarse el instrumento político sobre el cual se erigió el Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido más importante del país en la actualidad.

El Vicepresidente del Estado nació en la comunidad de Cota Cota Baja del municipio de Huarina, ubicado en la Provincia Omasuyos del departamento de La Paz, cerca del lago Titicaca, donde desarrolló sus estudios en primaria.

Se formó en la Escuela Superior de Formación de Maestros Simón Bolívar y luego hizo un posgrado en Historia y Antropología en el Centro de Investigación de Estudios Sociales de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA).

En 1985 accedió a una beca de la República Socialista de Cuba para estudiar en la Escuela Nacional de Formación de Cuadros Niceto Pérez, que le dio una formación marxista.

De acuerdo con la reseña digital que está en el sitio web de la Vicepresidencia del Estado, Choquehuanca comenzó a trabajar en 1988 en el programa Nina, una organización no gubernamental con presencia en varios países que privilegia la capacitación de nuevos líderes.

De este modo se convirtió en asesor de organizaciones indígenas, pero sin perder sus vínculos con la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

En 2006, tras el triunfo de Evo Morales en las elecciones de diciembre de 2005, Choquehuanca se transformó en el primer canciller indígena de Bolivia. Estuvo en el cargo hasta enero de 2017, cuando fue relevado por Fernando Huanacuni.

Tras estar un par de años como secretario de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) en Caracas, el líder indígena se postuló a la vicepresidencia, cargo al que accedió por efecto de las elecciones del 18 de octubre.

Choquehuanca es un activista que busca el respeto de los derechos de los indígenas bolivianos y la eliminación del racismo mediante el estudio y la difusión de la “cosmovisión ancestral”, uno de cuyos principios es, según él, el pacifismo.

Después de ser electo, fue a su pueblo a sembrar papa. Foto: CAPTURA DE VIDEO

FAMILIA

Lidia Gutiérrez nació en Chilaya, una comunidad que se encuentra en Huatajata; David en Cota Cota Bajo, que está a 10 minutos caminando a pie desde la plaza principal de Huarina. Ahí viven desde que se casaron. Ella es una mujer de trato amable y de una sonrisa contagiosa.

Choquehuanca y su esposa son el ejemplo ideal del Chacha-Warmi, que, según las creencias comunitarias, es la significación de la reciprocidad en familia. La unidad.

Lidia es profesora y ejerce una participación activa en su comunidad. El año pasado, por ejemplo, junto con sus hermanos, cumplió el cargo de autoridad comunitaria en Chilaya, esto por la rotación de cargos que rige el mundo andino.

Choquehuanca, junto a su esposa y sus dos hijos, continúa realizando sus labores en su comunidad, siguiendo sus tradiciones familiares y acatando las decisiones que se asumen por efecto del consenso de sus instrumentos de decisión

linkedin