Aviso que circulaba para dar con el paradero del exteniente.

ABI

El Ministerio de Gobierno recibió unas 35 llamadas telefónicas de personas que no tienen conexión entre sí y cartas anónimas que denunciaron que el teniente Jorge Clavijo, uno de los agentes más destacados del gobierno de Evo Morales y responsable del feminicidio de su propia esposa, fue visto con vida en Perú.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó, este domingo, que estas llamadas fueron recibidas junto con otros datos y testimonios desde que el gobierno de transición se hizo cargo del país, en noviembre de 2019.

«Llegaron varias denuncias indicando que el señor Clavijo fue visto en Perú, tenemos cartas, de personas que supuestamente lo conocían lo habían visto en el Perú (…); hay otras versiones que señalan que también fue visto en Chile, pero son más fuertes las de Perú», dijo la autoridad durante su participación en el programa Primero la Verdad de Bolivia Tv.

Issa precisó que ante la cantidad de evidencias y datos que se proporcionaron en las llamadas recibidas el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, tomó la decisión de pedir la exhumación del cadáver de Clavijo, quien en 2012 fue declarado muerto debido a un suicidio.

Clavijo era un policía que era parte de las fuerzas de élite y participó en 2009 del operativo del Hotel las Américas de Santa Cruz que acabó con tres personas de origen croata, además del húngaro boliviano, Eduardo Rosza.

El gobierno de Evo Morales presentó este caso como un plan terrorista y separatista alentado por un grupo de ciudadanos de Santa Cruz.

La exhumación de los restos de Clavijo se produjo el jueves pasado por un grupo de peritos del Ministerio Público en un cementerio ubicado en la zona sur de La Paz. Los resultados de esa pericia, que contrastará el ADN de su hijo, serán conocidos en 20 días, anticipó Issa.

linkedin