A un año del fraude electoral en las elecciones de 2019, que favoreció al Movimiento Al Socialismo (MAS), y en medio una situación crítica para Bolivia y el mundo por la pandemia del coronavirus, el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez cumple con su misión de celebrar las elecciones nacionales para elegir a un nuevo gobierno.

Pese a los numerosos intentos del MAS de buscar desestabilizar a la gestión, primero con movilizaciones y posteriormente bloqueando leyes y recursos desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), la Presidenta constitucional supo manejar la situación gracias a su experiencia en el Congreso y al equipo de colaboradores de los que se rodeó.

Numerosas misiones de observación electoral, tales como la Organización de Estados Americanos (OEA), Centro Carter, Unión Europea y Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), también garantizan la transparencia de los comicios. Además, otro grupo de iniciativas de observación local como Yo cuido mi voto, Observa Bolivia y Observación Ciudadana de la Democracia (ODD-Bolivia) realizará seguimiento a los comicios.

El renovado Tribunal Supremo Electoral (TSE) también extremó esfuerzos para dar la mayor seguridad y transparencia en el proceso electoral. Para ello, invirtió Bs 7 millones para el “cerebro” del cómputo oficial. Con ese monto se adquirió equipamiento nuevo y de alta tecnología para modernizar el proceso del cómputo. La misma es una red completamente confinada y aislada, lo que reduce los riesgos al mínimo.

La entidad también implementó el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) y modernizó el Sistema de Consolidación Oficial de Resultados de Cómputo (SCORC), más conocido como cómputo oficial, con la finalidad de que no haya interrupciones en la transmisión de datos y la entrega de resultados finales. Dos empresas auditoras certificaron que esta tecnología es confiable y segura tras someterla a pruebas de varios días.

Con todas estas medidas de seguridad y mecanismos de vigilancia no cabe espacio para la especulación y las acusaciones infundadas que buscan generar pánico y convulsión

linkedin