El lanzamiento del satélite boliviano desde China en diciembre de 2013. Foto: Archivo.

Bolivia

El Estado boliviano, a través de la estación satelital terrena de La Guardia, en el departamento de Santa Cruz, brindará servicios a China en el proceso del lanzamiento y puesta en órbita de nuevos satélites.

Así confirmó el director ejecutivo de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, quien mencionó que la estación terrena La Guardia ya participó en el proceso de transición orbital de satélites extranjeros que fueron lanzados desde China, con la finalidad de coadyuvar en alcanzar la posición designada en el espacio.

“En el futuro vamos a prestar este tipo de servicios a los lanzadores de satélites de China y si se da el caso de los lanzadores de satélites de otros países también”, señaló Zambrana en una reciente entrevista con Bolivia TV.

Bolivia cuenta en la actualidad con dos estaciones satelitales terrenas para el control y monitoreo del satélite de telecomunicaciones Túpac Katari (TKSAT-1), lanzado al espacio desde la base china Xichang el 20 de diciembre de 2013; el primero o principal está ubicado en Amachuma, en el departamento de La Paz, y el segundo en La Guardia, Santa Cruz.

Para este propósito, el gobierno del entonces presidente Evo Morales creó la ABE como entidad encargada de llevar adelante y administrar el proyecto espacial boliviano.

“Estamos simplemente consolidando el uso de nuestro satélite, también hemos ofrecido el satélite al Ministerio de Educación para que lo use en lo que vea conveniente”, sostuvo el ejecutivo de la agencia estatal encargada del TKSAT-1.

Agregó que el satélite es “una herramienta poderosa” cuando se trata de llevar la televisión de alta definición a las poblaciones más alejadas de los centros urbanos, además del servicio de internet que es de alta utilidad para empresas y comunidades ubicadas en el área rural

“La televisión satelital llega al último rincón del país, está presente en cada metro cuadrado de nuestro territorio”, indicó.

Zambrana sostuvo que un satélite de telecomunicaciones tiene muchas aplicaciones y funcionalidades, por lo cual es de gran utilidad en el país para empresas como Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que realiza tareas de monitoreo, por ejemplo, de la producción y transporte de hidrocarburos. También usan el TKSAT-1 la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), la Aduana Nacional, Vías Bolivia, entre otras entidades tanto públicas como privadas. “Casi todos los canales (de televisión) grandes del país y las radioemisoras importantes también tienen su señal en el satélite”, apuntó.

linkedin