Punto de bloqueo en Tarabuco, Chuquisaca. (Foto: Libertad Noticias)

Bolivia Digital 

El Ministerio de Salud denunció ante la comunidad nacional e internacional que los bloqueos afectan a los bolivianos al no dejar el ingreso de oxígeno, medicamentos e insumos médicos que son esenciales en la lucha contra el COVID-19. 

«Los recientes acontecimientos político-sociales caracterizados por bloqueos de carreteras y de los principales accesos a las ciudades, que a la fecha suman más de 100 en todo el país, ligados al amedrentamiento, torturas, secuestros y otros cometidos contra los vecinos de distintas localidades han impedido la provisión de alimentos, medicamentos y suministros médicos así como el oxígeno destinado a hospitales públicos, privados y de la Seguridad Social», indica el texto.

Pese a que el gobierno hizo un llamado al diálogo a los partidos políticos y sectores que se encuentran realizando los bloqueos en las carretera, no se llegó a un acuerdo, ya que los principales impulsores de las movilizaciones no asistieron.

«Denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, la inminente situación de desastre que inviabiliza el sistema sanitario y agrava la situación epidemiológica del país, constituyendo una amenaza latente de pérdida de más vidas inocentes, configurando un estado de inseguridad sanitaria y llamamos a la Comunidad Internacional a solidarizarse con la situación que atraviesa nuestro país y con nuestra lucha por la defensa de la salud y la vida», continúa el texto. 

Así también el Ministerio de Salud reiteró su compromiso por la defensa del derecho irrenunciable a la salud y por la construcción de un nuevo sistema sanitario que responda a las necesidades reales de todas las familias bolivianas.

Asi también  el documento rememora el trabajo del Gobierno de la presidente Jeanine Áñez, que a través del Ministerio de Salud, no cesó en la tarea de fortalecer la capacidad de respuesta de los establecimientos de salud, sumando recursos y esfuerzos a las competencias que la ley asigna a los niveles subnacionales. 

«Se dotó de equipamiento para más de 400 nuevas terapias intensivas, se incrementó la capacidad de procesamiento de pruebas PCR mediante la compra de 600.000 pruebas para ser distribuidas en todo el país, de las que hasta la fecha se han realizado 190.000 y se seguirán realizando mientras dure la pandemia; del mismo modo se logró equipar con laboratorios en todo el país con 19 equipos PCR-RT y I GeneXpert; otros 15 termocicladores están por recibirse en los próximos días, además de equipos de protección personal para el personal de salud», indica. 

linkedin