Médicos realizan las pruebas de antígeno a la población para detectar más casos de Covid-19. (Foto: ABI)

ABI

Las pruebas masivas que comenzaron a aplicarse en Bolivia ayudarán a superar los efectos del encierro que ordenó el año pasado el gobierno de facto ante la falta respuesta contra la pandemia del COVID-19, dejando al país en una posición de desventaja, afirmó este sábado el presidente Luis Arce.

“Queremos identificar a la mayor cantidad de personas que tienen coronavirus, pero no para dejarlas morir ahí, queremos que a través de nuestros gobiernos subnacionales podamos aislarlos, podamos medicarlos, podamos resolver su problema antes de que ocurra lo peor”, dijo.

Arce explicó que masificar las pruebas ayuda a dar respuesta rápida y efectiva contra el coronavirus con el apoyo de los servicios departamentales y municipales de salud, los trabajadores en salud y la misma población.

“Aguantar no significa encerrar a los bolivianos en sus casas en cuarentena rígida, aguantar no significa sacar a militares y policías a defender a la población, supuestamente, del coronavirus”, agregó. La estrategia del actual Gobierno es cortar la transmisión del virus, atender de forma precoz a los enfermos y reducir el índice de mortalidad.

“A fines de este mes está llegando un primer lote de vacunas que vamos a aplicar a nuestros hermanos médicos (…), a nuestras enfermeras, personal que hace la limpieza y vamos a preocuparnos por todos”, complementó Arce.

En dos meses de gestión, el actual Gobierno garantizó el abastecimiento de al menos 2,2 millones de pruebas de diagnóstico y más de 15 millones de vacunas contra el coronavirus, según fuentes oficiales.

El objetivo es inmunizar al cien por ciento de la población vacunable, mayores de 18 años, de forma voluntaria y progresiva.

El gobierno de facto de Jeanine Áñez, que terminó a principios de noviembre pasado, hizo que Bolivia ingrese a las negociaciones para la compra de vacunas con tres o cuatro meses de desventaja en comparación a otros países, apuntó el primer mandatario.

Por eso “queremos detectar para medicar y para aislar, y no llegar a las extremas condiciones que nos hizo vivir el gobierno de facto, esa es la estrategia”, sostuvo.

linkedin