La población boliviana cumple la cuarentena y emergencia sanitaria hasta el 10 de mayo. (Foto: Clarín)

Gonzalo Pérez Bejar /Bolivia Digital

La decisión de ampliar la cuarentena hasta el 10 de mayo recibió voces de apoyo: de la senadora Carmen Eva González; la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón; el presidente del concejo municipal de Quillacollo, René Fernández, y dirigentes vecinales, quienes coincidieron que la medida “era necesaria”.

Para la senadora pandina Carmen Eva González la ampliación fue pertinente porque era necesario cuidar la salud de los bolivianos.

“Ameritaba que se amplíe la medida, porque era necesario que la población no esté expuesta a esta terrible enfermedad. Tengo que destacar la disciplina de los pandinos que cumplimos con el cuidado la salud de las personas y no permitir que el contagio avance”, declaró.

La alcaldesa Soledad Chapetón destacó la determinación del Gobierno nacional de ampliar la cuarentena total hasta el 10 de mayo, lapso en el que busca trabajar de manera conjunta con todos los sectores laborales en esa urbe, especialmente el transporte.

Entendemos que no es una decisión fácil. Los casos siguen incrementando, no es solo una cifra, son familias, son vidas. Creemos que el hecho de mantener la cuarentena es oportuno, esperamos en este tiempo de ampliación se pueda coordinar las acciones necesarias con las representaciones de las diferentes actividades laborales», declaró la autoridad edil.

El presidente del concejo municipal de Quillacollo, René Fernández, aseguró que la ampliación de la cuarentena permitirá mejorar y reforzar el sistema de salud en esa ciudad.

«La decisión tomada por la presidenta Jeanine Áñez es positiva y coherente con el momento que vive el país, porque posibilitará equipar y habilitar centros y hospitales», precisó la autoridad municipal.

El presidente de la Confederación Nacional de Juntas Vecinales (Conaljuve), Benjamín Cáceres, en declaraciones al Periódico Bolivia indicó que en las últimas horas se reunión con sus pares de La Paz y El Alto, con quienes llegó al consenso de apoyar la medida dispuesta por el Gobierno de ampliar la cuarentena.

“Apoyamos la medida, haremos conocer en el voto resolutivo que aprobamos todos los dirigentes, porque consideramos que lo primordial en este momento es cuidar la salud de todos”, afirmó al desconocer como dirigente nacional al actual senador por el MAS Efraín Chambi, de quien dijo se atribuye la representación de las juntas vecinales del país.

De acuerdo a la última disposición del Gobierno, desde el 11 de mayo el Ministerio de Salud realizará evaluaciones permanentes en esta nueva etapa de la cuarentena denominada dinámica, ya que habrá departamentos y ciudades donde se mantendrá la cuarentena y otras ciudades donde será menos rígida y se podrá comenzar a trabajar.

La apertura de la cuarentena en ciertas regiones dependerá del avance de los casos o disminución de los mismos. La medida se la calificó en tres niveles: riesgo alto, riesgo medio y riesgo moderado.

Politólogo

Para el politólogo Marcelo Silva, es falso pensar que la flexibilización de las actividades permitirá volver a la normalidad en sus actividades, “es un error porque o puede haber normalidad por lo menos hasta que exista una cura para el coronavirus o en todo caso la vacuna».

“Debemos aprender a convivir con el virus, para eso es necesario dilatar el tiempo de trabajo para ciertas actividades que no podrán realizar mientras la pandemia exista, como sectores productivos. Ahí están los restaurantes con el servicio de delivery, las  pequeñas y medianas empresas y algunas instancias del sector público como Segip (Servicio General de Identificación Personal), que deben empezar a trabajar respetando las reglas de bioseguridad y no haya libre transitabilidad”, sostuvo.

En cuanto al servicio de transporte, Silva dijo que este servicio no puede funcionar de manera abierta y libre, tendrá que tener sus horarios, normar las rutas y que debieran llevar el 50% de su capacidad.

linkedin